Vía Ferrata de Archidona (Málaga)

(por Rafael Muñoz)

Vía ferrata ubicada en la localidad de Archidona (Málaga).

La vía se ubica en el cerro más occidental de la Sierra de Gracia, donde se ubica el Santuario de la Virgen de Gracia, y en cuya cima encontramos varias antenas de comunicaciones.

Se trata de una vía ferrata carente de dificultades destacables, equipada con muchas grapas, muy interesante y entretenida, donde los usuarios ya iniciados la disfrutarán mucho. Su puente tibetano, le añade un plus de atractivo. Magníficas vistas de toda la zona. Como aspecto negativo, echamos en falta las indicaciones en el camino de regreso de la vía.

Nota: Aunque inicialmente parece ser que hubo ciertos problemas técnicos con la instalación, a día de hoy, y a nuestro modesto entender, pensamos que dichos problemas se han solucionado, ya que nosotros hemos encontrado la instalación en buen estado de uso.



Características de la vía
  • Realización de la actividad: Abril 2014
  • Dificultad de la vía: PD (poco difícil) - vía ferrata de dificultad media (B)
  • Equipamiento de la instalación: Bueno
  • Tiempo de acceso a la vía: 20 minutos
  • Tiempo de realización: 1 hora
  • Tiempo de regreso de la vía: 20 minutos
  • Desnivel: 100 mts
  • A destacar:
    • Puentes: 1 tibetano

Mapa

Descarga la ruta para GPS en





Descripción de la vía:
Estacionamos nuestro vehículo y efectuamos los preparativos habituales.

Tomamos el camino, inicialmente asfaltado, que se interna en la conocida Hoya de Archidona. Hoy el grupo lo formamos Pedro, Jesús y Rafa.

Como vemos en la imagen, a nuestra derecha ya vemos el cerro de la Sierra de Gracia, donde se ubica la vía ferrata.

A mitad de camino se termina el asfalto, y continuamos por una pista de tierra en buen estado.

Frente a nosotros destacan poderosamente los farallones de la Sierra de Archidona.

Ya vemos claramente el espolón rocoso por donde discurre la ferrata y, en lo más alto del cerro, las antenas de comunicaciones donde ésta finaliza.

Aquí lo vemos algo mejor.

Llegamos al panel informativo de la ferrata, donde abandonamos el carril y nos dirigimos al inicio de la vía.

Panel informativo de la vía ferrata.

Aquí vemos mejor la pared por donde discurre la vía.

Detrás nuestra vemos la Sierra de Archidona y el carril de acceso.

Bueno, pues llega el momento de ponerse en marcha; hoy yo encabezo el grupo.

Iniciamos la vía con un largo vertical.

Detrás viene Jesús, ...

... y Pedro cierra el grupo.

Tras esta repisa continuamos con otro largo vertical, ...

... muy escalonado, ...



... que nos lleva hasta esta travesía.

Otro largo vertical, como vemos, muy equipado con gran cantidad de grapas.

Alguna que otra repisa.

Y tras un último largo vertical, ...

... llegamos a la zona alta del cerro.

Con muy buenas vistas de la zona.



Después de un pequeño llaneo, y tras el pequeño escalón rocoso a mi espalda, ...

... llegamos al puente tibetano, que después de asegurarme convenientemente, ...

... me dispongo a cruzarlo.



A continuación viene Jesús.



Y después Pedro.



Una vez cruzado el puente, ya solo nos queda remontar un poco el roquedo en dirección a las antenas.

Donde nos está esperando nuestro compañero Juanjo.



Y hasta donde llega el cable de vida de la ferrata.

Aquí vemos la zona de cumbre del cerro, con las antenas donde finaliza la ferrata. Desde aquí ya iniciamos el regreso.

En el cerro se encuentran los restos del antiguo recinto amurallado. Panel informativo.

En nuestro regreso, recorremos parte de la muralla.

Con estupendas vistas sobre la bonita localidad de Archidona.

Nota: en nuestra última visita a la ferrata, hemos encontrado que se han habilitado unas escaleras para descender de la muralla, ...

... así que bajamos por ellas, ...

... y continuamos el recorrido de regreso. Se echan en falta algunas indicaciones del mismo.

En algunos momentos la loma tiene una pendiente fuerte.

Pero podemos llegar hasta el inicio de la ferrata y al carril, sin demasiadas complicaciones.



Finalmente regresamos hasta nuestro vehículo. En definitiva una ferrata sin complicaciones y muy interesante, en un bonito entorno, con un recorrido amplio, y pensada para disfrutar... no hay que perdérsela